FRUSTRACIÓN DEPORTIVA. CLAVES PARA COMBATIR EL DIALOGO INTERIOR NEGATIVO.

Da igual el deporte que practiques, que compitas o que lo hagas por gusto. Hay una cosa que debería de ser siempre común: Disfrutar. Es un concepto muy sencillo pero que en determinados momentos se nos olvida. En este artículo te damos las claves para identificar esos diálogos internos que lejos de aportar valor, te restan y limitan. Te enseñaremos a combatir a ese “fantasma” que te molesta y que no te permite progresar.

Si te resulta familiar este concepto, y no es la primera vez que un compañero de equipo o un amigo te dice “ no es para tanto”, “no te machaques”, “ no tiene tanta importancia”, “ le puede pasar a cualquiera” este artículo te interesa.

Muchas veces vemos a deportistas hablarse negativamente sobre un entrenamiento, una competición, sobre su propio rendimiento, o peor aun, sobre la visión que tienen de ellos mismos. Es normal que cuando estamos en un periodo de competición o preparación queramos exigirnos el máximo, sobre todo cuando gran parte de nuestras ilusiones u objetivos dependen del resultado.

La Autoexigencia en el ámbito deportivo es fundamental para la mejora y para la progresión, pero hay una línea roja que no deberíamos de superar, y es aquella en la que nuestros propios pensamientos no nos permiten avanzar.

Para que puedas imaginar el escenario que planteamos, piensa en una carrera, en cualquier tipo de competición, ya sea de escalada, un triathlon, o tiro con arco por ejemplo. También es aplicable a personas que planifican su entrenamiento y buscan un determinado objetivo con este.

Partiremos de un concepto muy simple, los aspectos que podemos tener bajo control y los que no. De esta manera hay muchas cosas que a menudo ocurren y que no pueden significar un peso añadido a nuestro propio juicio por el partido, la carrera o el entrenamiento que acabamos de realizar estos factores pueden ser:

  • Climatología.
  • Estado del rival, en caso de competición.
  • Ámbito de desarrollo, mal estado de instalaciones o medio natural.
  • Imprevistos que nos hagan perder la atención.
  • Etc…

Podríamos seguir enumerando ocasiones y factores que se escapan de nuestro control, de hecho, el primer punto para deshacerte de tus pensamientos negativos es identificar estos factores o situaciones que no dependen de ti, y crear un mecanismo mental para poder evitarlo.

Así, cada vez que un pensamiento negativo se relacione con uno de estos hechos, la cabeza no debería repetir el mismo argumento negativo, es decir si te frustra correr bajo la lluvia o el frío, identifícalo y asócialo con un pensamiento positivo como por ejemplo la sensación de libertad o contacto con la naturaleza y tu capacidad de superar dicha adversidad y disfrutar de ella. Es solo un ejemplo pero con esta asociación la próxima vez que estés corriendo en estas condiciones tu cabeza sabrá que no debe de generar un pensamiento negativo sino al contrario. Sabemos que no es sencillo, pero con la práctica te aseguramos que es posible.

Ahora abordaremos los factores que si dependen de ti, y te enseñaremos todo lo que puedes hacer cuando ese fantasma personal te aborda, te desconcentra o te convence para tirar la toalla y no continuar. Son muchas las situaciones adversas con las que te puedes encontrar. Como hemos visto hay algunas que no dependen de ti, pero hay otras muchas que si.

man-1394395_1920

Imaginemos ahora, un duro entrenamiento, esa típica sesión que no te gusta, que lo haces porque tu entrenador así te lo ha planificado o simplemente porque sabes que es positivo para tu preparación. Es muy humano el rechazarlo o que nuestro cuerpo encuentre mil razones para no continuar pero ¿ Que podemos hacer ante una situación similar? Estas son algunas claves que te ayudarán:

  • Mantén la actitud hasta el final, el motivo por el que empezaste debe ser el mismo que te haga continuar y con el que finalices la sesión de entrenamiento o la competición.
  • Voluntad y perseverancia: Cuando encuentres ese motivo es importante que te comprometas y que llegues hasta el final, cueste lo que cueste, y casi en el 100% de las veces te darás cuenta de que ha merecido la pena, la satisfacción de haberlo conseguido creará un poso en ti, que te ayudará en la siguiente disputa interior.
  • Focalizar tu atención: Son muchos los factores que pueden hacer que nos distraigamos o que hagan que perdamos la atención de lo realmente importante, si tu meta está en la línea de llegada, o en acertar un penalti, trabaja en abstraerte de todo lo demás. Este proceso no es sencillo y requiere práctica en situaciones donde no exista tanto nivel de estrés, pero con el método adecuado lo conseguirás.
  • Detener al fantasma: Todo lo demás no sirve de nada si cuando empiezas a repetirte esos argumentos que comentábamos al principio, no los paras, debes identificar aquellas frases o argumentos que tu cabeza utiliza para minusvalorarte o detenerte, piénsalo así, son solo frases, la consecuencia que estas tienen depende de ti.
  • Objetivos inalcanzables: en muchas ocasiones la frustración viene por la sobreestimación personal, planifica tu entrenamiento de una manera correcta y verás que todo lleva su tiempo y que TODO es posible con el método adecuado.
  • Evitar falsas creencias:
    • No existe la perfección, ni para ti, ni para nadie.
    • Aunque te preocupes mas, no solucionaras el probls mas, no solucionara TODO es posible con el mea y ver ti.
    • ntos que tu cabeza utiliza para minusvalorarte o detenerteás el problema.
    • No tienes que demostrar nada a nadie.

Esperamos que este artículo te ayude en tu próximo dialogo interior o que puedas ayudar a un amigo. Nos encontramos más a menudo de lo que nos gustaría con este tipo de situaciones, este artículo está escrito desde la experiencia trabajando con deportistas y la propia experiencia personal de miembros de nuestro equipo.

Así que ya sabes, la próxima vez que te encuentres con ese “fantasma” utiliza cualquiera de los trucos que mejor se adapten a ti, y te aseguramos que lograrás tu objetivo de una manera mas sencilla y práctica, y para terminar te dejamos con una gran frase de Muhammad Ali.

The only limitations one has are the ones they place on themselves

Publicado por

Javier Pérez

Entrenador personal, Guía de Montaña UIMLA, escalador, corredor de montaña; pero sobre todo, amante del deporte y de la naturaleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s