¿Conoces el Método POLICE?

Desde el año 2012, los expertos en rehabilitación y readaptación de lesiones propusieron pasar del método PRICE al POLICE. Se trata de un cambio sustancial en la forma de tratar la lesiones graves que está revolucionando el mundo de la fisioterapia.

 

¿Qué significa POLICE?

Protection (protección)

Se trata de proteger la articulación lesionada lo más rápido posible. Este paso también aparecía en los métodos anteriores (RICE y PRICE) y se sigue conservando. La protección debe llevarse a cabo con vendajes funcionales, los cuales permiten limitar los movimientos de la articulación.

Optimal load (carga óptima)

Esta es la fase más importante del método POLICE, ya que se comienza con la introducción de cargas óptimas para evitar el reposo absoluto. Se ha demostrado que en la mayoría de casos, el reposo prolongado y absoluto de la articulación no beneficia a la curación de la lesión en la gran mayoría de casos. Por este motivo, se recomienda hacer un reposo relativo en el que se incluyan ejercicios de movilidad de la articulación.

Los fisioterapeutas son los profesionales cualificados que nos indicarán cuál es la carga óptima que debemos implementar a la articulación lesionada para que se lleve a cabo una buena recuperación de la misma.

Ice (hielo)

Aplicar hielo en la zona afectada es fundamental. Combate la inflación de la articulación lesionada. De forma general, se recomienda aplicar frío en la lesión durante las primeras 72 horas, pero en cualquier caso no debe hacerse sin proteger la piel, evitando así quemaduras. Además, debemos tener en cuenta que nunca se debe aplicar hielo en heridas abiertas.

Compression (compresión) y elevation (elevación)

La compresión mediante el vendaje funcional o kinesiotaping y la elevación de la articulación lesionada nos ayudan a mejorar la circulación de la zona afectada y a reducir el edema que suele aparecer en la lesiones más graves.

 

En definitiva, el método POLICE es el resultado de la evolución de otros métodos como el RICE y el PRICE. El factor diferencial principal es la introducción de la carga óptima para evitar la inmovilicación absoluta de la articulación lesionada, fomentando de esa forma que la articulación no pierda una movilidad excesiva y difícil de recuperar en el futuro.

No obstante, estos métodos de recuperación de lesiones deben estar siempre supervisados y recomendados por un profesional, el cual será el encargado de medir los tiempos de reposo, aplicación de hielo, las cargas o ejercicios, etc.

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s