5 errores y una recomendación sobre la vuelta al gimnasio después de vacaciones.

¿Que le ha pasado a tu cuerpo durante estas vacaciones? ¿Te siente mas cansado? ¿Te cuesta encontrar las fuerzas para volver a la rutina que dejaste? O quizás no encuentres motivaciones que te hagan mantener la regularidad. No te preocupes, te damos las claves para que entiendas que le ha pasado y como recuperar hábitos saludables.

 

Llega ese temido momento, se acabaron las vacaciones y la realidad vuelve a saludarnos, bueno a nosotros y a esos kilitos de mas que nos hemos permitido. Porque todo en la vida no puede ser entrenar, y porque en el chiringuito te insistían que no podías dejar de probar las sardinas y el adobo del día.

Sean estas razones, o simplemente que no has podido mantener el nivel de entrenamiento durante la época estival, te ayudaremos a comprender que le ha pasado a tu cuerpo durante este tiempo y te contaremos cuales son los errores en los que no debes caer si tu objetivo es recuperar la forma perdida.

Durante un periodo de parón físico, dependiendo de cual haya sido la pausa durante las vacaciones, a tu cuerpo le afecta de la siguiente forma:

Después de dos semanas de descanso:

  • Perdida de capacidad Aeróbica.
  • Aumento de frecuencia cardiaca en reposo.
  • Aumenta la retención corporal de líquidos.
  • Hipotensión muscular.

Después de un mes de inactividad:

  • Perdida de la rutina de entrenamiento con la consecuente falta de motivación para retomar la actividad.
  • Perdida de Flexibilidad, rigidez muscular y articular.
  • Perdida de Masa muscular.
  • Mayor acumulación de grasa corporal.
  • Disminución de ritmo metabólico, se produce una adaptación negativa de tu organismo.

Bueno después de contarte todo esto, no sufras, nada es irreversible y con un poco de paciencia y constancia podrás volver a recuperar esa ansiada forma física de la que te sentías orgulloso y que te hacía entrenar con regularidad, pero ojo no caigas en los típicos errores que pueden hacer que te lesiones.

Vamos a intentar explicarte de una manera clara y sencilla los errores más comunes que comenten muchas personas en su vuelta a la actividad física.

Ir al gimnasio para hacer acto de presencia y realizar sesiones con mucho volumen a muy baja intensidad

Estas sesiones no provocarán cambios en tu organismo dado que si no sacamos al cuerpo de su zona de confort no podremos hacer que se active de nuevo, esa activación provoca cambios metabólicos que favorecen la quema de grasas y la activación muscular.

Entrenar con una intensidad muy alta a la que tu cuerpo no esta acostumbrado

No hay que quedarse corto pero tampoco podemos pretender en dos días recuperar todo lo perdido, recuerda lo que te contábamos antes de los cambios que se han producido en tu cuerpo. Esos cambios se pueden revertir con ejercicio y constancia, pero sobre todo con una correcta planificación y con un poco de paciencia. Encontrar el ritmo perfecto de adaptación es la clave para un rendimiento optimo y para evitar lesiones y cambios no deseados.

Seguir con la Alimentación estival

Este es uno de los errores capitales de las personas que vuelven de vacaciones con rutinas alimentarias muy laxas o en las que el desayuno continental y el aperitivo son sagrados. Tenemos que entender que el cuerpo necesita una rutina alimentaria saludable, esto no quiere decir dejar de comer. La alimentación debe de ser el complemento perfecto de nuestra actividad física, pero no un lastre, Es decir, de nada sirve correr durante una hora, si nos pesa en el estomago la chistorra con patatas de la hora de comer.

Recuperar viejos malos hábitos

Si antes de comenzar el periodo vacacional no entrenábamos el tren inferior lo suficiente o nuestras sesiones de entrenamiento desconocían lo que era calentar o estirar. Si no ejercitábamos nuestra capacidad aeróbica o si por el contrario solo corríamos cual Forest Gump. Esto provocará que nuestro cuerpo recupere malos hábitos que impiden un desarrollo optimo de nuestras capacidades, así que piensa que pequeños cambios en tu rutina pueden ser tu mejor aliado en esa ansiada recuperación. Recuerda que las mejores cosas le pasan a tu cuerpo fuera de la zona de confort.

Entrenar durante una semana intensamente sin mantener posteriormente una constancia

Los cambios que busques no los conseguirás en una semana, de hecho tardarás, y al principio un adecuado ritmo y un poco de paciencia serán tus mejores aliados y sobre todo la constancia. Mantener los hábitos saludables hará que tu cuerpo se adapte de una manera mas natural y sana. Grandes atracones de deporte para volver a un periodo de inactividad, no producirán adaptaciones positivas, y de hecho no conseguirás el rendimiento que has perdido durante el parón estival.

Y depués de contarte todo lo que deberías evitar en tu vuelta a la rutina diaria, espero que me permitas una recomendación, y es que si te has identificado con todos o alguno de los puntos anteriores pidas consejo a un técnico especializado ya sea en tu centro deportivo, o un entrenador personal.

Si de verdad quieres ver grandes cambios tanto en tu cuerpo como en tu motivación a la hora de hacer deporte, confía en un entrenador que te guíe y te siga en tu desarrollo y que sea capaz de motivarte día a día a conseguir tus objetivos.

Publicado por

Javier Pérez

Entrenador personal, Guía de Montaña UIMLA, escalador, corredor de montaña; pero sobre todo, amante del deporte y de la naturaleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s